CanCasete

Traballos

Outro bonito proxecto no que andei metida nesta primavera tola foi CanCasete, unha encarga do Festival de Cans para recuperar a memoria musical da parroquia a partir das cintas que a xente garda na casa. Con ese concepto de partida xuntámonos Roi Guitián e María Lobo de Gingko e mais eu, coa inestimábel colaboración de Javi Campo, para facer unha curtametraxe documental que estreou no Torreiro de Cans o venres do festival e que esperamos poida ver a luz en breve. Acompañamos esa estrea dunha pinchada coas cintas dos veciños, que acometín eu sen medo subida a un chimpín, e cun Tumblr no que fomos colgando pequenos petiscos das historias, personaxes e músicas que atopamos en Cans.

 

 

 

Advertisements

Jean-Claude Van Damme y el primer mundo del baile

Artigos

cronicazemos

Este ano tiven a sorte de poder vivir un festival ZEMOS98 enteiriño, e a experiencia foi unha pasada que cando teña vagar se cadra escribo por aquí. O que si escribín foi unha crónica que me encargaron para o blog de ZEMOS98 sobre dúas proxeccións audiovisuais que fixeron o xoves 11 de abril e que tiñan que ver coas músicas comunitarias que xorden nos países do sur, e que máis tarde bailariamos, e con ganas na sesión de DJ Rupture e na fin de festa do festival. Así empeza a crónica.

«¿Aburrido de su vida decadente de clase media blanca occidental? ¡No lo piense más y véngase al primer mundo del baile! Para disfrutar mucho con muy poco.» Con este lema Ellavled, una joven venezolana que vive en Sevilla, componía su brillante pieza para WETUBE, la experiencia audiovisual surgida de los talleres de ZEMOS98 y Doc Next Network que se proyectó el segundo día del festival. Ellavled nos situaba con humor y claridad meridiana -¿meridional?- en la subversión planetaria que supone el remapeo musical del mundo que nos analizarían, días más tarde,Ecos del Gueto en su Código Fuente Audiovisual. Nos desafiaba al baile, a la alegría comunitaria con la que muchos países que han sufrido la desposesión por parte del capitalismo postcolonial empiezan a reivindicar otros capitales: la riqueza de la memoria, la comunidad y la vida que, como se planteaba la residencia Copylove, merece la pena ser vivida.

En esas coordenadas se movía la parte del festival que tenía más que ver con el conocimiento y disfrute performativo de este primer mundo del baile, acercándonos a las expresiones de músicas urbanas que están emergiendo del sur. Procomún, amor y remezcla son sus claves. Comunidad, memoria y vida lo que las trae hasta nosotros. Es la cultura comunitaria la que ha preservado la tradición oral durante siglos, y es la cultura digital la que les está dando eco y además forma: el acceso a la tecnología les permite a estas músicas no sólo darse a conocer al mundo, sino también incorporar mecanismos de remezcla que facilitan la re-apropiación por parte de la comunidad y la generación de infinitas versiones y variaciones sobre una base común. El uso de la repetición y el sampleado se convierte en lenguaje propio, un código compartido de la comunidad a partir del que crear y generar discursos nuevos. Un meme, en definitiva.

Continúa.